CONQUISTAR

“…Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno. 1 Juan 2:14”.

La conquista de la herencia espiritual requiere de un liderazgo sabio, santo y ungido por Dios.

“Los pensamientos con el consejo se ordenan; Y con dirección sabia se hace la guerra” Pr. 20:18.

Un pueblo es derrotado por sus enemigos cuando sus líderes no caminan en obediencia a la sabiduría y mandamientos de Dios.

“Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo…” Pr. 11:14

En la conquista de Canaán cada tribu debió luchar y conquistar la parte de la heredad que les tocó en suerte, para hacerlo contaban con la cobertura de un gobierno con dos características: primero, había sido establecido por Dios y tenía su favor; y segundo, sus gobernantes conocían las leyes de Dios y las obedecían con amor y devoción.

PVAN es una iglesia comprometida en  mantener los estándares de Dios de santidad, amor y devoción a Dios, lo cual proporciona un lugar a los jóvenes espirituales en el que pueden conquistar sus propias herencias o ejercer los ministerios que Dios les encomiende personalmente.

PVAN es una iglesia con la visión de preparar siervos para el reino de Dios hacia la santidad y la excelencia, en la que se formen como reyes y sacerdotes para Dios, hábiles para ministrar el corazón de Dios, y reinar en vida por medio de la abundancia de gracia y el don de la justicia.