Bienvenido al blog “JovenX10”

 

¡Hola, hola! ☺

No sabes el privilegio que es para mí tenerte en esta pequeña esquina del universo. Te agradezco por tomarte el tiempo de visitarla.

Mi nombre es Stephanie Aguilar y tengo 26 años.
Mi familia está compuesta por 4 personas, de las cuales yo soy la bebé.

Toco violín aproximadamente desde los 6 años, me gustan los idiomas, los juegos en grupo, y descubrir los propósitos para los cuales Dios me ha creado.

Nací en El Salvador, Centro América, en una familia cristiana.
Mis padres han sido pastores desde los 21 años, así que nací en un ambiente en el que todo era centrado en Dios. Fui enseñada desde muy pequeña la importancia de seguir a Cristo; pero como ser hija de cristianos no te hace cristiano más de lo que estar en una cochera te hace carro, tuve que ir descubriendo poco a poco en mi propia vida lo que era vivir para Cristo. A través de esa caminata he tenido momentos de grandes luchas, otros de grandes fallas, y otros de grandes victorias, pero en todos ellos he visto la mano de Dios a mi lado.

Este blog es mi intento de compartir contigo las cosas que he aprendido de Dios en mis momentos de debilidad, las formas en las que Él me ha sacado repetidas veces del lodo cenagoso, las Palabras que me ha hablado para transformarme en lo que soy el día de hoy y las que me seguirá hablando en los días por venir para hacerme más a Su imagen. Todo lo que sé y vivo es producto de la gracia de Dios y de lo que muchas personas sabias han invertido en mi vida. Mi deseo es continuar ese “ efecto dominó” y hacerte partícipe de esos preciosos momentos en los que Dios y algunos de Sus siervos se tomaron el tiempo de enseñarme y de compartir conmigo esas preciosas perlas que han transformado mi vida, y que lo siguen haciendo hasta el día de hoy. Es mi esperanza que en ellas encuentres ánimo, esperanza, y que seas impulsado a acercarte más al creador de la vida y a la fuente de Gozo.

Hoy en día, lastimosamente, el cristianismo se ha deteriorado en gran manera. La cultura que nos rodea y la generación en la que hemos crecido ha afectado nuestros patrones de pensamientos y conducta de tal manera que la verdad, la justicia y la santidad de las que habla la Biblia, han llegado a ser ridiculizadas como nunca antes. Estamos en la generación de los que llaman a lo malo bueno y a lo bueno malo. Las iglesias han comprometido sus estándares para parecer más atractivas a los que están en el mundo, y con eso, han perdido el amor por la verdad. Ya no se enseña el evangelio de la cruz, y como resultado han perdido el poder que lo acompaña.

Yo soy partidaria del pensamiento de antaño. Creo en lo que Jesús predicó, en el estilo de vida que llevó, sin modificaciones y de todo corazón. Creo que a Dios le importa toda nuestra vida, y que Él tiene algo que decir en cada área y para cada momento. Él quiere afectar desde nuestras metas y anhelos, hasta la manera en la que nos recreamos. Mi deseo es alcanzar Sus más altos llamados y propósitos; ser más como Él cada día, y algún día, alcanzar la meta que Él ha trazado para mí, y terminar la carrera que me ha encomendado.

Mi deseo es que este blog sirva de inspiración a tu vida, para que seas retado a vivir una vida radicalmente espiritual, y que experimentes la vida en abundancia que Cristo nos prometió. Si ya estás en la lucha de vivir esa vida, mi deseo es animarte a proseguir y ser alguien que lucha a tu lado, porque “mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante” (Ec. 4:9).

¡Que el Señor te bendiga abundantemente!